DramaQueen.

No hay dramas. No hay sentimientos. No hay emociones

sé de cosas que se cuentan

Pues resulta que después de casi (aún faltan tres semanas) un cuarto de siglo en la tierra, creyéndome ser una dramaqueen en potencia, este miércoles llega Vogue y me dice que no. Que lo mío no es para tanto. ¿Hola?

s-421fef57720f85f8d3afb452cb6b6d433c8dd3d7

Me enviaron el dichoso artículo de Vogue a uno de mis grupos de whatsApp en el que L, E y yo hablamos en general un poco de todo. En ese grupo no hay filtro, creerme. “Los psicólogos crean un sencillo test para medir tu necesidad (secreta) de drama”. La cosa pintaba mal, porque lo mío secreto lo que se dice secreto no es. Hice el test (con la misma ilusión y ganas que cuando tenía quince y hacía los de la Superpop y la Bravo. Sí yo era de esas.) bajo la advertencia de L. “vas a romper el medidor”.

Y oye, que no. Que…

Ver la entrada original 571 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s