Si el mundo te viera con los ojos con los que te veo yo

Si el mundo te viera con los ojos con los que te veo yo, sabría que existe el cielo con tan solo tocarte. Si te vieran como te veo, sabrían que no hay nada imposible en esta vida, que los sueños sin cumplir escasean y que solo los largos caminos son los que valen la pena. Imaginé unos ojos y ahí estabas, dulce e inocente. Por primera vez, fui libre y volé alto. Nadie me juzgó y la felicidad era mi estado de ánimo. Solía atarme a la gente, pero contigo, volaré todo lo alto que quiera, que aunque me caiga, sus brazos abiertos estarán para recogerme. Ojalá le hubiera conocido antes, ojalá… Porque seguro que me habría tirado a un océano desconocido en el primero salto. Pero hoy, soy distinta, cambié, y sin embargo, me quiere más de lo que nadie me ha querido jamás. Soy afortunada por tenerle, aunque le odie más que le quiera, él lleva consigo siempre mi amor. Ya que cada día que pasa caigo rendida a sus pies. ¿Quién dice que esto es amor? Porque a veces dudo de si es amor o no, de si lo vivido en mi anterior vida fue amor o no. Pero sé que nunca me he sentido mejor que en este instante. Y puede que sea de cobardes no abrirme a él, no dejarle entrar en este espacio que cerré con llave. Puede que eso me haga ser cobarde, pero recuerda que el día que te deje entrar, no habrá universo donde las flores se marchiten. ¡Ay, si te vieran con los ojos con los que te veo yo!

Anuncios