Un compañero, no un novio.

ser yo sin miedo

Andar con mi libertad

“Y

que la vida sea eso que transcurra mientras somos felices

Tomada de : www.mitiendadearte.com

Se me acusaba de ser una chica de pensamiento liberal y vale madres, pero en realidad, ya había vivido algunas experiencias que me hacían pensar así, merecía algo bien, algo real, que me quisieran de la manera correcta, sin obsesiones, sin reclamos y sin reglas en el sentido de no tener tapujos y no limitarme a vivir un amor pobre y falto de lo que realmente es el amor, más bien algo libre con las debidas responsabilidades, no quería ni mucho menos necesitaba un vigilante de mi persona, tampoco una fábrica de dramas, sino más bien alguien que me preguntara dónde estoy con el fin de cuidarme, y que en lugar de desperdiciar el tiempo en tonterías, fuera lo suficientemente inteligente para ocupar el tiempo en gozar conmigo de esas simples cosas que me gustan de la vida…

Ver la entrada original 431 palabras más

Anuncios

Quería todo rápido

Cuesta, sabía que costaba.

Blueberry

Estaba triste. Le dije que no entendía cómo podía funcionar aquello. Pensaba que tener conciencia de algo no lleva a un cambio concreto. Hay conciencia, pero el pensamiento permanece ahí, molesto, muy molesto en cada imagen mental que se va formando en nuestra cabeza. Quizá en recuerdos, quizá en voces, pero ahí está.

Sonrió, y me dijo suavemente que así funcionaba. Me miró con ternura y me explicó que cuando hay conciencia, no queda más remedio que forzarse uno mismo a no hacer aquello que tanto tiempo repetimos atrás. Nos forzamos, porque no podemos engañarnos a nosotros mismos más. Y así, un día, con el paso del tiempo, ese esfuerzo que nos ejercimos desaparece. Un día te levantas, y observas que ya no cuesta más, solo lo haces.

Cuesta, sabía que costaba. Quise preguntarle por qué costaba tanto, pero parecía que había leído mi pensamiento. No me dio una respuesta…

Ver la entrada original 121 palabras más

Ciudad solitaria

… y, no obstante, sigo sin rendirme, …

Tinta en los dedos

He salido tarde, una vez más, me he quedado más tiempo trabajando, buscando dejar todo bien hecho, de esa forma que a mí me gusta pero que parece que a casi todo el mundo no le importe.

Miro la hora y me pregunto qué estarás haciendo en este momento. Al principio creí que las cosas cambiarían pero, después, me fui dando cuenta de que no sería fácil, de que la vida no siempre responde a nuestras súplicas y deseos pero, sin embargo, no me resigné a aceptarlo.

Camino por esta ciudad solitaria, tratando de llegar a ese piso en el que nadie espera por mí y, no obstante, sigo sin rendirme, porque yo no soy de los que se rinden, porque mi forma de ser implica seguir avanzando siempre al frente, aunque no consiga nada, porque menos conseguiría si no hiciera lo que considero correcto.

Paso delante de tu portal…

Ver la entrada original 39 palabras más

Lección de San Valentín

Pero el amor es más grande de lo que se creen.

El pájaro de la nube azul

Os creéis que el día de hoy se reduce a las personas con pareja. Os equivocáis. Ambos bandos vivís equivocados. Sí, la sociedad nos confunde, con tantos estereotipos sobre este día. Anuncios, películas, y ofertas en cualquier empresa destinadas al amor de pareja.

Por un lado, están las personas que no tienen pareja y se amargan llenando el día de comentarios despectivos hacia el mundo, molestando y criticando con sus estupideces insensatas al resto de personas que quieren celebrar este día. Pero el amor es más grande de lo que se creen. Ellas también son amadas, por sus familiares, amigos e incluso mascotas. Y eso casi nadie lo ve. El amor también es el cariño, el afecto, la dedicación hacia una persona sin necesidad de tener que besarla en la boca. Es hacernos sentir que encajamos en un mundo que no encaja.

Y en el otro bando, las personas locamente…

Ver la entrada original 233 palabras más

Perdóname

Te pedí perdón un millón de veces, y en ninguna de esas palabras me creíste. Te pedí perdón y tú no lo supiste ver. Pensabas que con mis palabras, quería volver a ganarme tu afecto, o que era una simple táctica para volver a tus brazos. Esos brazos, que tanto me habían protegido las noches donde yo era mi peor pesadilla. Pero estabas equivocado, por primera vez en mi vida, esas disculpas, eran las más sinceras que le había dicho a alguien.

Ya no me creías cuando te hablaba o eso era lo que me hacías pensar. No te importaba una mierda, es más, la puta con la que te acostabas era más importante para ti, que yo. Yo, alguien que había estado a tu lado, 3 años…, para terminar siendo nada. Pero sin embargo, seguía ahí, queriéndote más que el primer día, y no comprendía como me podía estar pasando esto. Me pusiste los cuernos, me despreciaste, jugaste conmigo y yo seguía más enamorada que nunca. ¿Y sabes qué? Nunca me perdonaré eso. Pero sí que te doy las gracias. Gracias por abrirme los ojos. Gracias por haber pasado por mi vida, por engañarme y decepcionarme, porque así aprendí a no ser como tú. Y créeme cuando te digo, que el mundo que conocí al marcharme no te llega ni a la suela de los zapatos.

Pero perdóname por no ser la chica de tus sueños. Perdóname, por no querer cambiar por alguien que no daba ni un euro por mí. Perdóname, porque nunca volveré a ti. Perdóname, por cerrar la puerta sin mirar atrás.

Había pasado tiempo desde mi marcha, llevaba tiempo sin escribirte, sin decirte todo lo que tanto me había callado por miedo, puede ser…, miedo a perderte. Por eso decidí ir a verte, una última vez e ir a contarte como me hiciste sentir. ¿Pero sabes qué? Pudiste haber sido el amor de mi vida, pero te aseguro que quedas mejor siendo un solo recuerdo. Así que cuando te volví a ver, no sentí nada, era feliz por primera vez en mi vida, sin embargo tú… Tú estabas destrozado, no eras el chico del que me había enamorado la otra vez. No me hizo falta soltar palabra alguna, porque cuando me viste así de feliz, te hundiste. Y créeme cuando te digo que eso me dio la vida.

7a8cc7e3-9cc5-4d8e-aa56-7386699c1287.jpg.jpg