No podía ser verdad

Había visto ese mensaje millones de veces, pero aquella vez fue diferente. Él ya no me pertenecía, y yo, ya había dejado de amarle. Pero algo me decía en mi interior que acabaríamos juntos.

dan-gold-179705.jpg

Nunca entendí ese sentimiento hasta que vi aquel mensaje, hasta tu último te quiero. En ese mensaje, la rutina nos pasó factura. Y pudo ser eso, la costumbre lo que llevó a que nuestras vidas terminaran separadas para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s