En la vida real

Estoy cansada de que a las tías se nos llamen guarras por hacer lo que queramos. ¡Claro que hay tías guarras! ¡Pero tíos también! Pero no por eso nos tienen que meter a todos en el mismo saco. Veamos, que no sea como la mayoría, que no siga las reglas, que haga lo que quiera donde y cuando quiera, no supone una etiqueta. ¿Tanto os molesta que disfrute de mi juventud? Si tú eres un amargado, allá tú, pero no me vengas a joder la vida a mí. Que bastante tengo con aguantarte cada día.

Anuncios

8 comentarios sobre “En la vida real

  1. Un hombre llama guarra a un mujer por el simple hecho de sentirse inútil en el sexo. Todo hombre que aprecia el sabor de una mujer (pareja, amiga, amante o circunstancia) termina por masticar las etiquetas y meterlas dentro de una caja de condones. A veces me siento avergonzado por formar parte de la categoría “hombre”, pero me temo que no me queda más remedio que asumir el papel de “no todos bebemos del mismo manantial” y sonreir cada vez que beso. Donde hay una mujer que disfruta hay un hombre abrazándola. Punto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s