Un viaje, mi camino.

Hoy comienzo a escribirte mi querida Italia, comienzo a contarte todo lo que me has hecho disfrutar. Todas las buenas aventuras que he vivido contigo y todas esas experiencias que me llevo. Te escribo para que me recuerdes, para que no me olvides, para que sepas que una parte de mí te lleva dentro y que jamás te olvidará.

Son las 21:53 de un tal 26 de Marzo, pongo rumbo después de estar todo el día en la romántica Verona. Esa que tantos romeos y julietas ha dado. ¿Falsos o no, quién sabe? ¿Por qué quien sabe la verdadera historia de amor de estos dos bambinos? Pero este no es el caso que me planteo hoy.

Pues lo dicho, que son las 21:55 y estoy escribiéndote en el tren, no para que me leas, sino para que me guardes. Porque esto no es un adiós, es un hasta luego. 

Recuerda los momentos vividos conmigo. Y gracias por esta increíble semana. Y sobretodo por hacer que me siga enamorando de las cosas.

Texto escrito en el trayecto del tren entre Verona y Parma.

FullSizeRender

Foto hecha por las calles de Pisa.
Anuncios

2 comentarios sobre “Un viaje, mi camino.

  1. Es muy emotivo verte en ese tren externando tu amor por Italia, pero recae en mi la confirmación sobre que los que escribimos , lo hacemos siempre al final de algún suceso, entre y hasta a veces antes , hay emociones que no podemos guardar y eso es imprescindible, saludos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s