Deja tiempo al rumor

Lo que intento es no despedirme de ti, intento no decirte que te echaré de menos, intento olvidarte.

Efervescencia furtiva.

Harta de no entenderos, de que no nos entendáis. Porque no soporto culpar, pero supongo demasiado, quizá por miedo a preguntar, quizá porque ya sé la respuesta.

Esto es solo una pobre y vana pretensión, del capricho de escribirte pronto una canción. Cariño. Veo el arrecife en tus ojos, pero di las cartas mucho antes de saber a qué se juega, y sin esperar nada, lo arriesgo todo. Pero para que nada nos amarre, te suplico, que nada nos una.

Besarte más, llorarte menos. Ojala hubieras confiado en mi capacidad de quererte, quererte bien. Ahora creo que no hice más que soplar niebla. Pero lo volvería a hacer. Me tienes loca en el bajo, en el entresuelo, en el primero, en el primero, y en el tercero. Un segundo, ¿No hay más?

Estoy harta de que esto sea solo una consecuencia más del Zeitgeist social en el que estamos inmersos…

Ver la entrada original 111 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s